La invasión de los italianos: Negroni y Aperol Spritz

Últimamente me he topado con dos cocteles que pareciera están de moda: el Negroni y el Aperol Spritz. Y me los encuentro no solo en las cartas de cocteles de restaurantes sino en fotos de Instagram, tweets y posts de Facebook. Pero, ¿será simplemente moda pasajera o hay algo realmente delicioso detrás de estos dos drinks?

El Negroni y el Aperol Spritz son cocteles basados en licores amargos italianos, el Campari y el Aperol. El Campari se caracteriza por su color rojo intenso en algunos lugares está coloreado con cochinilla (un insecto que crece en los nopales, lo que lo haría no apto para veganos) y en otros con colorante rojo. Hasta donde sé, en México tenemos la versión con colorante artificial y 25% de alcohol.

El sabor del Campari por sí solo es fuerte, muy amargo y tiene un sabor a naranja quemada. Por otro lado, el Aperol tiene un sabor menos intenso que el Campari, sigue siendo amargo, pero menos intenso y es más dulce. Su contenido de alcohol es del 11% y su color es más naranja y claro que el rojo del Campari.

Ahora, sobre esos italianos que están de moda:

El Negroni es un coctel MUY fácil de preparar y casi casi a prueba de errores. 3 partes iguales de sus ingredientes (Campari, vermut rojo y ginebra), un vaso old fashioned, hielo y una rodaja de naranja. Nada más. No necesitas shaker, ni colador, tan solo una cuchara. Este drink se “construye” en el vaso que te lo tomas, agregando el hielo, los ingredientes, revolviendo brevemente y decorando con la naranja.

Dicen, y me consta, que necesitas tomarte 3 Negroni para entender porqué es tan delicioso; pasas del “¿qué rayos me estoy tomando?” al “mmm esto está interesante” y por ultimo terminas en “¿me trae otro más por favor?”. Nota: no tienes que tomarte los 3 en una misma sentada; hay que ser moderados.

Por otro lado, el Aperol Spritz es un coctel más amigable y también súper fácil de hacer. Se prepara “construyendo” el coctel en una copa de vino con hielo con 3 partes de vino espumoso (de preferencia Prosecco italiano), 2 partes de Aperol y un poco de agua mineral, decorando con una rodaja de naranja (o de toronja rosa) después de revolverlo un poco. Es un coctel perfecto para estos días de calor.

¿Dónde consigues los ingredientes? El Campari y el Aperol son fáciles de encontrar en los supermercados de cadenas y licorerías como La Europea y La Castellana. El vermut (o vermouth) rojo (también conocido como vermut dulce o italiano) también se consigue fácilmente y te recomiendo el Martini Rosso o el Cinzano Rosso. Los Negroni saben mejor con ginebras que tienen el enebro muy presente, como Beefeater, Tanqueray y en menor medida, Bombay Saphire. Para el Prosseco, busca uno que sea seco (brut) y procura que esté frío al momento de preparar tu coctel.

¿Dónde los preparan muy bien? La buena noticia es que en casi todos los lugares que tienen una carta de cocteles con Negroni los preparan bien. Pero aquellos lugares que guarden su vermut en el refrigerador seguramente les quedan mejor (el vermut es un vino aromatizado, que dura en buenas condiciones 3 meses en el refrigerador; si se guarda a temperatura ambiente o por más tiempo, va perdiendo sabor, olor, se va oxidando y eventualmente se puede echar a perder).

Este fin de semana atrévete a probar porqué la invasión italiana y pide o prepárate un Negroni o un Aperol Spritz. Estoy seguro que alguno de los dos te va a gustar. Yo estoy fascinado con ambos drinks.

Cheers,
Pato

Dato para Cocktail Geeks: El Negroni nace 1919 en Italia cuando el Conde Camilo Negroni quería un drink más fuerte que el trago de moda, el Americano (que se prepara con partes iguales de Campari, vermut rojo, y agua mineral), por lo que le pidió a su cantinero de confianza que usara Ginebra en lugar de usar agua mineral , logrando un resultado espectacular e inesperado.