Para chuparse los dedos estilo Jalisco

La torta ahogada es uno de los platillos típicos y más populares de Jalisco, no se sabe ciertamente su verdadero origen, unos dicen que fue un campesino quién inventó la receta al llegar cansado a su casa y otros juran que fue un accidente en el cual una mesera derramó la salsa, el cliente enojado empezó a comer la torta y la sorpresa fue que le gustó tanto que ordenó otra igual.

No lo sabremos jamás, lo que si podemos asegurar es que es un placer mancharse los dedos comiéndolas, pasarnos de picante y no quererla dejar jamás, admirar ese birote digno del mejor panadero francés y disfrutarla hasta que se acabe.

Para los fans de esta torta, tenemos tres lugares en la CDMX donde tu experiencia puede ser lo más cercano a sentarte a admirar la Minerva y escuchar música de mariachis.

Conoce más restaurantes de comida mexicana

img_0326

El Rincón de Villadiego (Ver reseña)

Aquí no se andan con cuentos ¿Quieres probar la auténtica comida de Jalisco?, pues este es tu lugar, desde el mejor birote original ¡Importado de Guadalajara!
La comida es como de casa y con esto sabemos por principio que está hecha con amor, con tiempo y con los ingredientes originales, tortillas salidas hirviendo del comal y aromas que despiertan los sentidos.

img_1582

Vida Chula (Ver reseña)

“Guadalajara, Guadalajara…Tienes el alma de provinciana”
Desde Guadalajara para la CDMX, Vida Chula nos trae los sabores típicos de la comida jalisciense. En este pequeño local de la colonia Del Valle experimentamos el “Real Deal” del sazón tapatío.
Si te gustan las tortas ahogadas, ¡No puedes dejar pasar estas!

ceda5cffa0e5a2b90c78214991ab8c1a-large

El Pialadero de Guadalajara. (Ver reseña)

La carta combina comida típica jalisciense con mariscos estilo Nayarit preparados de la manera tradicional.El plato estrella del lugar son las tortas ahogadas, hay de carnitas (la típica) y de camarón, todas con salsa de jitomate y cebolla y con el nivel de picante que elijas.
El pan usado para los platos es auténtico birote salado como en Guadalajara.

Advertisements